domingo, 19 de diciembre de 2010

Pablo Neruda

FELIZ NAVIDAD
A todos, a vosotros,
los silenciosos seres de la noche
que tomaron mi mano en las tinieblas, a vosotros,
lámparas
de la luz inmortal, líneas de estrella,
pan de las vidas, hermanos secretos,
a todos, a vosotros,
digo: no hay gracias,
nada podrá llenar las copas
de la pureza,
nada puede

contener todo el sol en las banderas
de la primavera invencible,
como vuestras calladas dignidades.
Solamente
pienso
que he sido tal vez digno de tanta
sencillez, de flor tan pura,
que tal vez soy vosotros, eso mismo,
esa miga de tierra, harina y canto,
ese amasijo natural que sabe
de donde sale y donde pertenece.
No soy una campana de tan lejos,
ni un cristal enterrado tan profundo
que tu no puedas descifrar, soy solo
pueblo, puerta escondida, pan oscuro,
y cuando me recibes, te recibes
a ti mismo, a ese huesped
tantas veces golpeado
y tantas veces
renacido.
A todo, a todos,
a cuantos no conozco, a cuantos nunca
oyeron este nombre, a los que viven
a lo largo de nuestros largos ríos,
al pie de los volcanes, a la sombra
sulfúrica del cobre, a pescadores y labriegos,
a indios azules en la orilla
de lagos centelleantes como vidrios,
al zapatero que a esta hora interroga
clavando el cuero con antiguas manos,
a ti, al que sin saberlo me ha esperado,
yo pertenezco y reconozco y canto.
Pablo Neruda (1.904 – 1.973)
ELEGIDO POR LAS BIBLIOTECARIAS

domingo, 12 de diciembre de 2010

Mario Benedetti



DESGANAS

Si cuarenta mil niños sucumben diaramente
en el purgatorio del hambre y de la sed
si la tortura de los pobres cuerpos
envilece una a una a las almas
y si el poder se ufana de sus cuarentenas
o si los pobres de solemnidad
son cada vez menos solemnes y más pobres
ya es bastante grave
que un solo hombre
o una sola mujer
contemplen distraídos el horizonte neutro

pero en cambio es atroz
sencillamente atroz
si es la humanidad la que se encoge de hombros.

MARIO BENEDETTI

ELEGIDO POR ANA CABELLO

viernes, 26 de noviembre de 2010

Pedro Salinas


¡Si me llamaras, sí;
si me llamaras!

Lo dejaría todo,
todo lo tiraría;
los precios, los catálogos,
el azul del océano en los mapas,
los días y sus noches,
los telegramas viejos
y un amor.
Tú, que no eres mi amor,
¡si me llamaras!

Y aún espero tu voz:
telescopios abajo,
desde la estrella,
por espejos, por túneles,
por los años bisiestos
puede venir. No sé por dónde.
Desde el prodigio, siempre.
Porque si tú me llamas
–si me llamaras, sí; si me llamaras!–
será desde un milagro,
incógnito, sin verlo.

Nunca desde los labios que te beso,
nunca
desde la voz que dice: "No te vayas".

La voz a ti debida (1933)
Pedro Salinas



ELEGIDO POR TERESA RODRÍGUEZ GALADÍ

viernes, 19 de noviembre de 2010

Aliwia



A qui donc appartient ces bleus, ces ecchymoses,
Ces poignets tordus et ces membres meurtris,
Ce visage ensanglanté, ce regard morose?
A une belle jeune femme battue par son mari.

Elle a presque vingt ans et ne travaille pas,
Ca fait bientôt deux mois qu’elle n’a plus vu la rue
Car son violent mari ne l’accepte pas,
Lui qu’elle admirait tant et qu’elle n’aime plus.

Elle avait tout quitté, sa famille, ses amis.
Oubliées les études ! Elle n’avait plus rien.
A son premier amour, elle a offert sa vie;
A présent, elle suffoque, elle regrette bien.

Elle aimerait partir mais elle a bien trop peur
De souffrir le martyr s’il la retrouvait.
Et puis de quoi vivre ? Tant pis si elle se meure.
Elle finira sa vie à l’ombre de son geôlier.


Aliwia (usuaria de un blog francés de poesía)






















¿A quién pertenecen estos moretones, estas equimosis Esos puños retorcidos y esos miembros maltratados
Ese rostro ensangrentado, esa mirada sombría?
A una bella mujer golpeada por su marido.

Ella tiene casi veinte años y no trabaja,
Hace casi dos meses que no ha visto la calle
Porque su violento marido no lo admite,
Él, al que ella admiraba tanto y ya no ama.

Ella había dejado todo, su familia, sus amigos.
¡Olvidados los estudios! Ya no tenía nada.
Al primer amor ofreció su vida
Ahora se ahoga, lo lamenta mucho.
Le gustaría marcharse, pero tiene demasiado miedo
De sufrir el martirio si él la encontrara.
Y además ¿de qué vivir? ¿Qué más da si se muere?
Acabará su vida a la sombra de su carcelero.

TRADUCIDO Y ELEGIDO POR LA ALUMNA VICTORIA JURADO 4ºD

viernes, 12 de noviembre de 2010

Luis Cernuda


Un español habla de su tierra


Las playas, parameras
al rubio sol durmiendo,
los oteros, las vegas
en paz, a solas, lejos;

los castillos, ermitas,
cortijos y conventos,
la vida con la historia,
tan dulces al recuerdo.

Ellos, los vencedores
caínes sempiternos,
de todo me arrancaron.
Me dejan el destierro.

Una mano divina
tu tierra alzó en mi cuerpo
y allí la voz dispuso
que hablase tu silencio.

Contigo solo estaba,
en ti sola creyendo;
pensar tu nombre ahora
envenena mis sueños.

Amargos son los días
de la vida, viviendo,
sólo una larga espera
a fuerza de recuerdos.

Un día, tú ya libre
de la mentira de ellos,
me buscarás. Entonces
¿qué ha de decir un muerto?

Luis Cernuda

ELEGIDO POR AGUSTINA MARTÍN


Luis Cernuda


Como tantos otros tantos grandes poetas, éste fue musicado y cantado por el gran Paco Ibáñez:

lunes, 8 de noviembre de 2010

José Manuel Caballero Bonald


DESCREIMIENTO

Esa hendidura esquiva, ese boquete
matinal por donde van vaciándose
las presumibles culpas, los dispendios
de la nocturnidad,
no es ya sino una grieta,
más grieta cada vez, un lastre impuro
de convaleciente, la huella
de algún brusco estupor de la memoria.

Qué lejos ya la noche y cuántas
persecutorias marcas de sospechas
siguen surgiendo más allá de toda razonable presunción.

Descreimiento, último verosímil
linaje de la historia,
líbrame
de desoír al infractor
con quien pacto de grado cada noche.

José Manuel Caballero Bonald
Manual de infractores.

viernes, 29 de octubre de 2010

José Daniel García

Cuando la bota azul
venga a pisar la araña
de codos enlazados
y las manos comiencen
a descoser las trenzas
o atravesar la piel de los tambores,
no os mováis.

Aunque os rompan las medias
y os arrastren
o sintáis escarbando bajo el cráneo
la vida, no os mováis.

El miedo es un payaso que os apunta
con una flor de plástico.














.
.


José Daniel García Fernández
Del segundo libro, Coma (Hiperión, 2008)

jueves, 21 de octubre de 2010

Juan Gelman

TEORÍA SOBRE DANIELA ROCCA

he aquí que daniela un día conversó con los ángeles
ligeramente derrumbados sobre sus senos góticos
fatigados del trance pero lúcidos lúbricos
y daniela advertía sus símiles contrarios
las puertas que se abren para seguir viviendo
las puertas que se cierran para seguir viviendo
en general las puertas sus misiones sus ángulos
ángulos de la fuga las fugas increíbles
los paralelogramos del odio y del amor

rompiéndose en daniela para dar a otra puerta
con la ayuda de drogas diversas y de alcoles

o de signos que yacen debajo del alcol
o daniela sacándose los corpiños sacándose
los pechos distanciados debido al ejercicio
del amor en contrarias circunstancias
mundiales
daniela rocca loca dicen los magazines
de una pobre mujer italiana por cierto
que practicaba métodos feroces del olvido
y no mató a sus padres y fue caritativa
y un día de setiembre orinó bajo un árbol
y era llena de gracia como santa maría

JUAN GELMAN (de Cólera buey, 1963)

ELEGIDO POR EDUARDO GARCÍA

viernes, 15 de octubre de 2010

Eduardo García


FÍSICA APLICADA

Suponiendo que un hombre, una mujer
parten de puntos divergentes, dispersos en un plano,
lugares que se ignoran entre sí,
y a la velocidad del entusiasmo
emprenden la aventura, se ponen en camino,
van por ahí remando en aguas turbias,
al acecho, en sigilo, ahuecando la tierra a la esperanza,
suponiendo que trazan trayectorias de curso irregular,
cada cual a su amor, virando al viento,
quebradas trayectorias cuyo sentido puede
al mínimo temblor girar hacia el vacío,
suponiendo el afán, la búsqueda, la sed,
el ensueño del goce, la ilusión y la ausencia,
calculemos, a golpe de intuición,
cuántas veces tendrán las trayectorias
que cruzarse en el brillo de unos ojos,
unos labios que invitan, unas manos que asienten,
para incendiarse a un tiempo, hombre y mujer, sembrar la
tierra
de llamas como ráfagas de lluvia.



Eduardo García 'La vida nueva'

ELEGIDO POR MARILÓ FERNÁNDEZ TAGUAS

viernes, 8 de octubre de 2010

Miguel Hernández

CURSO 2010-2011

Iniciamos este curso con un poema elegido por la profesora Gloria García, que sabiendo cuanto la echamos de menos ha querido hacernos nuestro pesar más liviano ofreciéndonos este poema.



Si nosotros viviéramos
lo que la rosa, con su intensidad,
el profundo perfume de los cuerpos
sería mucho más.

¡Ay, breve vida intensa
de un día de rosales secular,
pasaste por la casa
igual, igual, igual,
que un meteoro herido, perfumado
de hermosura y verdad.

La huella que has dejado es un abismo

con ruinas de rosal
donde un perfume que no cesa hace
que vayan nuestros cuerpos más allá.

Miguel Hernández
(Orihuela, 1910 – Alicante, 1942)

domingo, 27 de junio de 2010

José Saramago

Há na memória um rio onde navegam
Os barcos da infância, em arcadas
De ramos inquietos que despregam
Sobre as águas as folhas recurvadas.

Há um bater de remos compassado
No silêncio da lisa madrugada,
Ondas brancas se afastam para o lado
Com o rumor da seda amarrotada.

Há um nascer do sol no sítio exacto,
À hora que mais conta duma vida,
Um acordar dos olhos e do tacto,
Um ansiar de sede inextinguida.

Há um retrato de água e de quebranto
Que do fundo rompeu desta memória,
E tudo quanto é rio abre no canto
Que conta do retrato a velha história



Hay en la memoria un río donde navegan
los barcos de la infancia, por arcadas
de ramas inquietas que despegan
sobre las aguas las hojas curvadas.

Hay un golpear de remos acompasado
en el silencio de la tersa madrugada,
olas blancas se hacen a un lado
con el rumor de la seda arrugada.

Hay un nacer del sol en el sitio exacto,
en el momento que más cuenta de una vida,
un despertar de los ojos y del tacto,
un ansiar de sed no abolida.

Hay un retrato de agua y de quebranto
que irrumpe del fondo de esta memoria,
y todo lo que es río abre en el canto
que cuenta del retrato una vieja historia.


JOSÉ SARAMAGO (1922-2010)
ELEGIDO POR ANA CABELLO Y GLORIA GARCÍA

lunes, 14 de junio de 2010

José Manuel Caballero Bonald


De repente, la música

De repente, la música.
Fulgor
immemorial, emerge de lo absorto
y se estaciona
en estas anhelantes adyacencias
del silencio.
En derredor la luz
ocupa los audibles tonos fértiles
de un inmanente gozo sin segundo
y el veredicto de la plenitud
se filtra entre la furia voluptuosa del saxo.
El mundo cabe en esa súbita
Constancia musical de haber vivido.


JOSÉ MANUEL CABALLERO BONALD (1926)

ELEGIDO POR Mª JESÚS DE LA TORRE

domingo, 6 de junio de 2010

Ida Vitale


Cultura del palimpsesto

Todo aquí es palimpsesto,
pasión del palimpsesto:

a la deriva,
borrar lo poco hecho,
empezar de la nada,
afirmar la deriva,
mirarse entre la nada acrecentada,
velar lo venenoso,
matar lo saludable,
escribir delirantes historias para náufragos.

Cuidado:
no se pierde sin castigo el pasado,
no se pisa en el aire.


IDA VITALE (1923)

ELEGIDO POR TERESA RODRÍGUEZ GALADÍ

domingo, 30 de mayo de 2010

Miguel Cobo Rosa





Este cielo de nubes peregrinas
no sabe si es verano o primavera
mas raudo yo camino por la acera
pensando en tus regiones clandestinas.





No sé por qué en tu obsesión te obstinas
buscando en las esquinas de mi esfera
araña que en su tela traicionera
enredara tus moscas celestinas.

Entre tú y yo no caben moratorias
ni oráculos que anuncien el futuro.
Acércate y déjate de historias.





Quiero tu boca en el silencio oscuro
donde el amor celebra sus victorias,
la sábana, la noche y su conjuro.



MIGUEL COBO ROSA


ELEGIDO POR ANA CABELLO Y GLORIA GARCÍA

viernes, 21 de mayo de 2010

José Ángel Buesa


Poema de la Despedida

Te digo adiós, y acaso te quiero todavía.
Quizá no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste... No sé si te quería...
O tal vez nos quisimos demasiado los dos.

Este cariño triste, y apasionado, y loco,
me lo sembré en el alma para quererte a ti.
No sé si te amé mucho... no sé si te amé poco;
pero sí sé que nunca volveré a amar así.

Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo,
y el corazón me dice que no te olvidaré;
pero, al quedarme solo, sabiendo que te pierdo,
tal vez empiezo a amarte como jamás te amé.

Te digo adiós, y acaso, con esta despedida,
mi más hermoso sueño muere dentro de mí...
Pero te digo adiós, para toda la vida,
aunque toda la vida siga pensando en ti.

JOSÉ ÁNGEL BUESA (Cuba, 1910-1982)

ELEGIDO POR ANTONIO SUÁREZ MARÍN (4º ESO A)


domingo, 16 de mayo de 2010

José Hierro


Respuesta

Quisiera que tú me entendieras a mí sin palabras.
Sin palabras hablarte, lo mismo que se habla mi gente.
Que tú me entendieras a mí sin palabras
como entiendo yo al mar o a la brisa enredada en un álamo verde.

Me preguntas, amigo, y no sé qué respuesta he de darte,
Hace mucho tiempo aprendí hondas razones que tú no comprendes.
Revelarlas quisiera, poniendo en mis ojos el sol invisible,
la pasión con que dora la tierra sus frutos calientes.

Me preguntas, amigo, y no sé qué respuesta he de darte.
Siento arder una loca alegría en la luz que me envuelve.
Yo quisiera que tú la sintieras también inundándote el alma,
yo quisiera que a ti, en lo más hondo, también te quemase y te hiriese.
Criatura también de alegría quisiera que fueras,
criatura que llega por fin a vencer la tristeza y la muerte.

Si ahora yo te dijera que había que andar por ciudades perdidas
y llorar en sus calles oscuras sintiéndose débil,
y cantar bajo un árbol de estío tus sueños oscuros,
y sentirse hecho de aire y de nube y de hierba muy verde…

Si ahora yo te dijera
que es tu vida esa roca en que rompe la ola,
la flor misma que vibra y se llena de azul bajo el claro nordeste,
aquel hombre que va por el campo nocturno llevando una antorcha,
aquel niño que azota la mar con su mano inocente…

Si yo te dijera estas cosas, amigo,
¿qué fuego pondría en mi boca, qué hierro candente,
Qué olores, colores, sabores, contactos, sonidos?
Y ¿cómo saber si me entiendes?
¿Cómo entrar en tu alma rompiendo sus hielos?
¿Cómo hacerte sentir para siempre vencida la muerte?
¿Cómo ahondar en tu invierno, llevar a tu noche la luna,
poner en tu oscura tristeza la lumbre celeste?

Sin palabras, amigo; tendría que ser sin palabras
como tú me entendieses.

(JOSÉ HIERRO, 1922-2002)


ELEGIDO POR FRANCISCO JAVIER MIRANDA VALLEJO

domingo, 9 de mayo de 2010

Santos Suárez


 
Olas del mar, salineras
 
Olas del mar, salineras,
hechas al ir y venir,
siempre prestas a partir
a otro mar y otras riberas,

sed para mí mensajeras
y llevadle mi sentir.
Subid el Guadalquivir
hasta Córdoba, ligeras,

decidle, de mil maneras,
lo que yo no sé decir.
¡Cómo quisiera fundir
distancias, noches y esperas…!

De espuma y sal volanderas:
que le llegue este latir
antes que vaya a dormir.
¡Corred, llegar las primeras!

SANTOS SUÁREZ (1945)

ELEGIDO POR ANA NAVARRO


domingo, 2 de mayo de 2010

Mario López

Poema de la teoría de Einstein

Veo crecer a mis hijos… Desconozco
a Einstein, su teoría sobre el Espacio
y el Tiempo. Veo las nubes pasar, lentas
sobre nosotros, sobre la provincia de Córdoba
y sus campos. Bujalance,
donde vivimos… Me pregunto a veces
si el universo gira ¿desde cuándo
y alrededor de quién y hasta qué día…?
Incluyo a Mario López, coetáneo
y a veinte siglos de Virgilio, a todos
los poetas del mundo que gravitan
muertos o vivos dentro de la misma
fracción de tiempo-luz, sístole apenas
del corazón del Todopoderoso.
Miro las gentes. Pienso en ellas. Sufro
Con ellas. Temo que se sientan solas.
Miro las cosas, pienso en los olivos,
sus raíces clavadas a la tierra
con vertical ahínco tal nosotros
a la esperanza con angustia asidos.
Dolor, hambre, injusticia… Tú nos oyes…
¿Cuánta fugaz eternidad nos queda
de Poesía…? ¿Qué insondable vacío colma
de ansiedad nuestro tiempo…? ¿Qué demencia
nos pone cerco…? Nubes radioactivas
con el almendro en flor la primavera
nos aproxima. En tintas melancólicas
se añejan los periódicos. Satélites
artificiales nos fotografían
con implacable precisión. Vivimos
televisados para los vecinos
de Europa, nuestro barrio. Locutores
se turnan para hablarnos de esas cosas
que al parecer ocurren en el mundo…
Vivimos… Desconozco la teoría
de Einstein. Solo entiendo las violetas.
Quiero decir las cosas que perduran
Efímeras tal un deseo bueno.
Veo crecer a mis hijos. Hoy reían
conmigo… Las violetas y su aroma
son eternas también. ¿Por qué estar tristes?

MARIO LÓPEZ (1918-2003)

ELEGIDO POR FRANCISCO DE BORJA LUQUE MURIEL

domingo, 25 de abril de 2010

Eduardo García



Parirás con dolor

Digo vivir y se abre una hondonada
quiero cantar y sobrevive el llanto
a flor de piel la mancha el agujero fosas
repletas de cadáveres urgentes
se abrieron las esclusas qué agonía
tanto escombro que sangra y tanto y tanto
quirófano inundado el barrizal
tierra escarbada el lodo sabe a losa
el mármol se rasgó vino la muerte
su legión de alambradas y de muros
frío roce el metal contra la nuca
yerto huerto el desierto agotador
quiero y muero la vida que no alcanza
pradera calcinada río seco
luto del ocre en la extensión baldía
la noche riega su ceniza ardiente
aguas envenenadas de raíz
cegamos las salidas sellamos las compuertas
corremos a salvar las brasas humeantes
parirás con dolor en carne viva
la vida que vendrá

EDUARDO GARCÍA (Sao Paulo, 1965)

ELEGIDO POR SANTIAGO NAVAJAS

domingo, 18 de abril de 2010

Julio Martínez Mesanza

Han vuelto a emborracharse los marinos

Han vuelto a emborracharse los marinos:
otra vez hablan de un país incierto
que dicen conocer. En esa tierra
no existe la codicia y sólo leyes
benignas la gobiernan. Eso dicen.
Pero no se pondrán jamás de acuerdo
sobre el lugar exacto en que se encuentra.
Los más osados quieren que mi reino
se asemeje al país de sus visiones,
y se ha creado una hermandad secreta
cuyos fines no ignoran mis espías.
Pero con esas gentes es preciso
tener cordura: que hablen. Si existiera
su soñado país, sería un fraude:
ningún hombre en sus fábulas he visto,
sólo un plan sin relieve y una vida
sin amigos, caballos ni horizontes.
Sólo he visto un poder que odia la sangre,
y predestinación, y ley que dice
derecho y no deber, y ley que castra.
Que los marinos beban cuanto quieran:
si existe ese país que ofende al hombre,
asolaré en justicia sus dominios.
JULIO MARTÍNEZ MESANZA (1955)

ELEGIDO POR SANTIAGO NAVAJAS

lunes, 12 de abril de 2010

Cosmopoética 2010

....... ... . Cosmopoética . ... .......

Al Ángel anónimo del “Mais que nada”

Chico de Ipanema

Ya sé que hoy los ángeles no son efebos
Pero él era azul, rubio y perfecto.
Que no llevan peces dorados en sus manos
Y cantan bossa-nova en cualquier bar del centro.

-Nunca supe su nombre y si me amaba-

O son “Literateurs” y habitan bibliotecas
Y siempre van de negro.
Tienen la frente ancha y el corazón deshecho.

Yo conocí una vez a un ángel de alas blancas.
Me devolvió a la vida y, desde entonces,
Invoco su nombre en cada vuelo.

ARACELI SÁNCHEZ FRANCO (1965)

. .. ... .. .





Madre sueña



Consigue un trabajo ahora, hijo,
tenemos que construir nuestra casa.
Consígueme una esposa también,
una para ti
y otra para tu hermano”.

Vertiendo té caliente
sobre las migajas rancias
en el tazón chino
para su gato, lanzando
insultos a los perros inoportunos,

habla la madre.
Sus palabras caen suavemente
al fondo febril
de mi corazón desazonado.
“Hay que construir una casa de ladrillo.
No puedo trabajar más,
tendida en el umbral de la vida
esperando que caiga de los cielos
la palabra oscura…
No puedo traer agua
de los pozos lejanos.
No puedo transportar pesados
cántaros. La última vez
me desmayé cerca del pozo,
caí de espaldas en la zanja resbaladiza,
junto al pozo…
ya sabes, ¡la edad!
Consigue ahora un trabajo,
consígueme también una esposa,
una para tu hermano
y otra para ti…”
El rabo brillante del gato
se riza en el aire.

YUYUTSU RD SHARMA (TRADUCCIÓN DE VERÓNICA ARANDA)






ELEGIDO POR ANA CABELLO Y GLORIA GARCÍA

domingo, 4 de abril de 2010

Alejandro López Andrada

Río Cuzna

Colocabas las cañas junto al río:
silencios de bambú
sobre la hierba. Planeaban libélulas
y el cielo
en el agua reflejaba mi inocencia.
Me entregabas cien peces luminosos
que yo escondía
a la orilla de una adelfa.
Si ahora volviese aquel tiempo
intentaría
sujetarte en mis ojos para siempre.
Sé que aún vuelan
silenciosos petirrojos
sobre la mancha antigua de aquel bosque.
Sé que en la orilla
oscura de las mimbres
aún reverbera el eco de tu risa.
Pero ya es tarde: del cementerio sube
un rumor de agua umbría marchitándose.
Hiela en el río,
y las carpas no comprenden
que el mago de los peces se haya muerto.

ALEJANDRO LÓPEZ ANDRADA (Vva. del Duque, 1957)

ELEGIDO POR ANA CABELLO Y GLORIA GARCÍA

domingo, 21 de marzo de 2010

Martín Marcos

21 de marzo: DÍA DE LA POESÍA

La poesía es algo que anda por las calles. Que se mueve, que pasa a nuestro lado. Todas las cosas tienen su misterio, y la poesía es el misterio que tienen todas las cosas. (F. García Lorca)





El soneto perfecto estoy buscando
Como si fuera lágrimas del cielo,
Como ímpetu pueril de mi desvelo,
Paso abstraído el tiempo cavilando.

Vivo sereno, pero estoy temblando,
Tiembla mi cuerpo altivo sin consuelo
Tiembla mi alma longeva sin vuelo,
La vida en su vivir se va acabando.

¿Por qué vendrá esta sombra seductora
A negarme la luz que tanto ardía,
A dejarme la noche sin aurora?

Oíd al corazón su melodía
Que libre canta, sueña y enamora.
¡Oídle cómo late su poesía!

MARTÍN MARCOS (1962-2009)

ELEGIDO POR ANA CABELLO Y GLORIA GARCÍA

domingo, 14 de marzo de 2010

Ángela Figuera



NO QUIERO
No quiero
que los besos se paguen
ni la sangre se venda
ni se compre la brisa
ni se alquile el aliento.
No quiero
que el trigo se queme y el pan se escatime.
No quiero
que haya frío en las casas,
que haya miedo en las calles,
que haya rabia en los ojos.

No quiero
que en los labios se encierren mentiras,
que en las arcas se encierren millones,
que en la cárcel se encierre a los buenos.
No quiero
que el labriego trabaje sin agua
que el marino navegue sin brújula,
que en la fábrica no haya azucenas,
que en la mina no vean la aurora,
que en la escuela no ría el maestro.
No quiero
que las madres no tengan perfumes,
que las mozas no tengan amores,
que los padres no tengan tabaco,
que a los niños les pongan los Reyes
camisetas de punto y cuadernos.
No quiero
que la tierra se parta en porciones,
que en el mar se establezcan dominios,
que en el aire se agiten banderas
que en los trajes se pongan señales.
No quiero
que mi hijo desfile,
que los hijos de madre desfilen
con fusil y con muerte en el hombro;
que jamás se disparen fusiles
que jamás se fabriquen fusiles.
No quiero
que me manden Fulano y Mengano,
que me fisgue el vecino de enfrente,
que me pongan carteles y sellos
que decreten lo que es poesía.
No quiero amar en secreto,
llorar en secreto
cantar en secreto.
No quiero
que me tapen la boca
cuando digo NO QUIERO…

Angela Figuera Aymerich (1902-1984)
ELEGIDO POR Mª ÁNGELES MARTÍNEZ MÉNDEZ

viernes, 5 de marzo de 2010

Agustín García Calvo

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Libre te quieroLibre te quiero
como arroyo que brinca
de peña en peña,
pero no mía.

Grande te quiero
como monte preñado
de primavera,
pero no mía.

Buena te quiero
como pan que no sabe
su masa buena,
pero no mía.

Alta te quiero
como chopo que al cielo
se despereza,
se despereza,
pero no mía.

Blanca te quiero
como flor de azahares
sobre la tierra,
pero no mía.

Pero no mía
ni de Dios ni de nadie
ni tuya siquiera.

AGUSTÍN GARCÍA CALVO (1926)

ELEGIDO POR JUANA PÉREZ-VICO



Aquí puedes escuchar el poema cantado por Amancio Prada:

viernes, 26 de febrero de 2010

Matilde Cabello


Día de Andalucía

Aquella noche había
postales coloristas.
Mantones de manila
nadaban por el aire.
Enardecidos duendes
por entre los gemidos
del volante ligero.
Gitanas con claveles
y coches de caballos.
La sal en el acento.
La gracia en el quejío.
Al fondo era el paisaje,
palomas de alas verdes
y angustias contenidas.

Aquella noche había
un padre en la vendimia,
viejos analfabetos
y nietas en Caleya.
Un carburo encendido
en tiempo de aceitunas.
Las colas en el paro.
Las cuentas en la tienda.
La historia repetida.

Era Abril en Sevilla.
Era en Córdoba Mayo.
Era el verano largo
del Sur desconocido.

MATILDE CABELLO (Cádiz, 1956)


ELEGIDO POR ANA CABELLO Y GLORIA GARCÍA

lunes, 22 de febrero de 2010

Gerardo Diego

26 de febrero: Día de la Educación
Brindis


Debiera ahora deciros: "Amigos.
muchas gracias"; y sentarme. pero sin ripios.
Permitidme que os lo diga en tono lírico,
en verso, sí, pero libre y de capricho.
Amigos:
dentro de unos días me veré rodeado de chicos,
de chicos torpes y listos,
y dóciles y ariscos,
a muchas leguas de este Santander mío,
en un pueblo antiguo,
tranquilo
y frío.
Y les hablaré de versos y de hemistiquios,
y del Dante, y de Shakespeare, y de Moratín (hijo),
y de pluscuamperfectos y de participios.
Y el uno bostezará y el otro me hará un guiño,
y otro, seguramente el más listo,
me pondrá un alias definitivo.
Y así pasarán cursos y cursos, monótonos y prolijos.
Pero un día tendré un discípulo,
un verdadero discípulo,
y moldearé su alma de niño
y le haré hacerse nuevo y distinto,
distinto de mí y de todos; él mismo,
y me guardará respeto y cariño.
Y ahora yo os digo:
Amigos,
brindemos por ese niño,
por ese predilecto discípulo,
por que mis dedos rígidos
acierten a modelar su espíritu
y mi llama lírica prenda en su corazón virgíneo,
y por que siga su camino intacto y limpio.
y por que este mi discípulo,
que inmortalizará mi nombre y mi apellido,
...sea el hijo,
el hijo
de uno de vosotros, amigos.


GERARDO DIEGO (1896-1987)
ELEGIDO POR ANA CABELLO Y GLORIA GARCÍA

sábado, 13 de febrero de 2010

Pedro Salinas

Para vivir no quiero

Para vivir no quiero
islas, palacios, torres.
¡Qué alegría más alta:
vivir en los pronombres!

Quítate ya los trajes,
las señas, los retratos;
yo no te quiero así,
disfrazada de otra,
hija siempre de algo.
Te quiero pura, libre,
irreductible: tú.
Sé que cuando te llame
entre todas las gentes
del mundo,
sólo tú serás tú.
Y cuando me preguntes
quién es el que te llama,

el que te quiere suya,
enterraré los nombres,
los rótulos, la historia.
Iré rompiendo todo
lo que encima me echaron
desde antes de nacer.
Y vuelto ya al anónimo
eterno del desnudo,
de la piedra, del mundo,
te diré:
«Yo te quiero, soy yo».

PEDRO SALINAS (1891-1951)


ELEGIDO POR CARMEN BERNETE

sábado, 6 de febrero de 2010

Miguel Hernández

Día de los Enamorados



RELACIÓN QUE DEDICO A MI AMIGA DELIA

¡Qué suavidad de lirio acariciado
en tu delicadeza de lavandera de objetos de cristal,
Delia, con tu cintura hecha para el anillo
con los tallos de hinojo más apuestos,
Delia, la de la pierna edificada con liebres perseguidas,
Delia, la de los ojos boquiabiertos
del mismo gesto y garbo de las erales cabras!
En tu ternura hallan su origen los cogollos,
tu ternura es capaz de abrazar a los cardos
y en ella veo un agua que pasa y no se altera

entre orillas ariscas de zarza y tauromaquia.
Tu cabeza de espigas se vence hacia los lados
con un desmayo de oro cansado de abundar
y se yergue relampagueando trigo por todas partes.
Tienes por lengua arropes agrupados,
por labios nivelados terciopelos,
tu voz pasa a través de un mineral racimo
y, una vez cada año, de una iracunda, pero dulce colmena.

* * *

No encontraréis a Delia sino muy repartida como el pan de los pobres
detrás de una ventana besable: su sonrisa,
queriendo apaciguar la cólera del fuego,

domar el alma rústica de la herradura y el pedernal.

Ahí estás respirando plumas como los nidos
y ofreciendo unos dedos de afectuosa lana.

MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1042)

ELEGIDO POR MANUELA MEJÍAS

sábado, 30 de enero de 2010

Marcos Ana


Día de la paz

Mi casa y mi corazón
(sueño de libertad)

Si salgo un día a la vida
mi casa no tendrá llaves:
siempre abierta, como el mar,
el sol y el aire.

Que entren la noche y el día,
y la lluvia azul, la tarde,
el rojo pan de la aurora;
La luna, mi dulce amante.

Que la amistad no detenga
sus pasos en mis umbrales,
ni la golondrina el vuelo,
ni el amor sus labios. Nadie.

Mi casa y mi corazón
nunca cerrados: que pasen
los pájaros, los amigos,
el sol y el aire.

MARCOS ANA (1920)

ELEGIDO POR Mª AGUSTINA MARTÍN CAÑO

¿Quieres oír parte del poema recitado por el mismo Marcos Ana?


Haz click para ver a Marcos Ana en una entrevista en Canal Sur:

domingo, 17 de enero de 2010

Mario Benedetti

No te rindas
No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

MARIO BENEDETTI (1920-2009)


ELEGIDO POR MANUEL FERNÁNDEZ ROMERO


¿Quieres oir recitado este poema? Haz click abajo:

viernes, 8 de enero de 2010

Bertolt Bretch

¡Estudia lo elemental!
Para aquellos
cuya hora ha llegado.
No es nunca demasiado tarde.
¡Estudia el “abc”! No basta, pero
estúdialo. ¡No te canses!
¡Empieza! ¡Tú tienes que saberlo todo!
Estás llamado a ser un dirigente.
¡Estudia, hombre en el asilo!
¡Estudia, hombre en la cárcel
Estudia, mujer en la cocina!¡
Estudia, sexagenario!
Estás llamado a ser un dirigente.
¡Asiste a la escuela, desamparado!
¡Persigue el saber, muerto de frío!
¡Empuña el libro, hambriento!
¡Es un arma!
Estás llamado a ser un dirigente.
¡No temas preguntar, compañero!
¡No te dejes convencer!
¡Compruébalo tú mismo!
Lo que no sabes por ti,
no lo sabes.
Repasa la cuenta
tú tienes que pagarla.
Apunta con tu dedo a cada cosa
y pregunta: “Y esto, ¿de qué?”
Estas llamado a ser un dirigente.

Bertolt Bretch (1898-1956)
ELEGIDO POR PEPE LARIOS